relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: La primera vez que dejé que me usasen por dinero





Relato: La primera vez que dejé que me usasen por dinero

LA PRIMERA VEZ QUE DEJE QUE ME USASEN POR DINERO

Me da mucha verguenza escribir aqui, pero perdí una apuesta con mi pareja y mi “prenda” es esta, contaros como fue mi primera experiencia sexual con dinero de por medio. Nunca me he prostituido como tal, ni pienso hacerlo a menos que las cosas vengan muy mal dadas. Es decir, no he permitido que ningún hombre me penetrase por dinero. Lo que si he hecho ha sido conceder algunos favores a cambio de pequeñas cantidades de dinero, cuando era muy joven. No me arrepiento de ello, aunque tampoco me siento precisamente orgullosa por ello.

Podeis llamarme Desireé, que desde luego no es mi nombre real. No soy una belleza al uso, pero no exagero si digo que no carezco de encantos. Solo mido 1.52 ctms de alto, y estoy un pelín entradita en carnes, pero desde temprana edad me he “desarrollado” como os gusta a la mayoría de los hombres, con un busto generoso y un trasero mas grande de lo normal, pero que con un poco de ejercicio y una buena genética no he tenido demasiados problemas en mantener firme. No soy de las de cuidarse demasiado, pero prefiero la comida sana a la rápida y los dulces, y como trabajo de asistenta no paso demasiado tiempo quieta, lo que también ayuda. Cuando tenía 16 años era una niña caprichosilla, mis padres se esforzaban para que pudiese terminar el instituto y luego optar a alguna beca, con lo que trabajaban duro y me daban todo lo necesario. Pero la mayoría de mis amigas eran de una clase social superior, y yo envidiaba las cosas bonitas que veía, pero sabía que no debía ahogar a mis padres con peticiones de cosas superfluas. Una cosa es ser caprichosa, y otra muy distinta ser completamente egoista. En mi mismo bloque vivía un chaval de unos 20 o 21 años llamado Josué que vivía solo desde hacía un añó. Había quedado huerfano y había heredado no solo el piso de sus padres, sino segun se decía una cantidad de dinero nada desdeñable, al ser hijo único. Estudiaba Derecho en la Universidad, y pasaba las tardes estudiando en su domicilio. Muy poco atractivo pero callado y educado, un chaval obeso y que cuidaba poco su aspecto, pero que ya me había dado cuenta que lanzaba miradas lascivas cuando me veía entrar o salir con mis amigas, e intuía que yo le gustaba bastante.

Asi que una tarde en que llegué a casa frustrada porque al no tener teléfono movil me sentía marginada al hacer quedadas y seguir los cotilleos, decidí hacer lo que otras veces había pensado. Me dí una ducha ráìda, recogí mi melena cobriza en una cola de caballo, y seleccioné mi vestuario... unas braguitas negras muy escuetas, sin sujetador, una blusa blanca de manga larga muy elegante, una minifalda negra, y unos zapatos de tacón alto también negros, prescindiendo de medias ya que era una tarde calurosa. Me miré al espejo, y sintiendo el ansia de la plata bajé hasta la segunda planta, donde Josué vivía. Toqué a su puerta, y se sorprendió mucho al verme, sin duda. Estaba todo desaliñado, despeinado, en camiseta y pantalon de pijama. Se escuchaba una suave música clásica, que sin duda tenía de fondo mientras estudiaba.

Me preguntó que quería, si había una avería o algo, y yo le sonreí, dije que no pasaba nada, y si podía pasar. Aturullado me permitió el paso, y vi bastante desorden pero bueno, era joven y vivía solo, nada anormal. Me ofreció un refresco, y yo le pregunté si tenía vino o cerveza... algo mosqueado sacó dos coronitas de la nevera, y sentandonos en el sofá del salón le hice mi oferta. Mentí diciendo que me parecía interesante... que los chicos de su edad me interesaban mas que los quinceañeros. No mentí en que podiamos ayudarnos mutuamente, y que si lo deseaba podiamos besarnos, tocarnos y que el podria hacerse una paja si quería, o que podía hacersela yo. Pero que nada mas que eso. Se quedó tan pasmado que se le cayó la botella. Yo estaba muy decidida y era lanzada, asi que le acaricié un poco el paquete sobre el pijama, notando como se le ponía tieso en cuestión de segundos. Asi interesado, le susurre que andaba en un apuro y si yo le ayudaba, el podría ayudarme con algunos billetes...

Curiosamente cuando mencioné lo del dinero se relajó un poco, asi entendía mejor que me interesase por el, temía que fuese una broma pesada o así. Me acarició el pelo y me confesó que ya había estado con algunas putas, y que si quería montarmelo con él tenía que ser hasta el final. Yo dejé de sobarle y le devolví la caricia, en la mejilla...le llamé cariño, guapo, y le dije que si quería podiamos enrollarnos pero sin meterla, pero que sabía hacer unas pajas de muerte. Josué empezó a sudar y dijo que si, que vale. Cien euros, susurre, y el dijo simplemente “claro”. Me desabotoné la blusa mientras le miraba a la cara, y el a mis tetas, morenas y llenas. Los pezones se me iban poniendo duros, mientras yo misma no me creía lo descarada que estaba siendo. Cuando me abrí la blusa se lanzó como un poseso a sobar, besar y mordisquear mis melones, jadeaba y sudaba mas y mas. Su olor no era agradable, pero yo solo pensaba en la plata. Mi mano volvió a su ingle, esta vez metiendo la mano dentro del pantalon,y rodeé su cimbel con mi manita. Mientras Josué babeaba sobre mis senos, como si no existiese otra parte de mi cuerpo, yo comencé a hacerle una paja lenta sin sacarsela del pijama, sujetandole bien la polla por la base mientras subía y bajaba lentamente. El glande era excitado por su roce con la tela, y con lo caliente que estaba pronto me di cuenta que iba a ser dinero facil. En dos o tres minutos le comenzó a palpitar el miembro, y note que ya le subía la lefa... me estrujó las tetas con amabas manos y se metió uno de mis pezones en la boca, mordiendolo con tal ansia que resultó un poco doloroso y luego descubrí que dejó marca, pero en ese momento me estaba calentando yo y ni me di cuenta.

Así Josué se corrió, pringando sus panatalones y mi mano, mientras yo se la seguía sujetando con vigor y le daba tirones. Medio desmayado se dejó caer en el sofá, momento en el que saqué mi mano y tras limpiarmela con su camiseta le pregunté por mi dinero. Con los ojos cerrados me indicó que en el aparador junto a la entrada había dinero, que cogiese los cien, que me los había ganado. Respiraba con dificultad, desde luego su obesidad era notable y no estaba preparado para una emoción así. Abrí el mueble, y tomé tres billetes de cincuenta. Me disponía a salir de su apartamento cuando me preguntó si volvería mas veces..

“ Por supuesto, Tigre, por supuesto...” le dije mientras con una mano abría la puerta, y con la otra sujetaba el dinero con lo que iba a comprar mi primer teléfono móvil. Necesitaría dinero para recargas.

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 4
Media de votos: 5.25





Relato: La primera vez que dejé que me usasen por dinero
Leida: 1608veces
Tiempo de lectura: 5minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados






Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



hijas y padres xxxfollandome a la suegrazona porno gauprimer anal brutaltias con sobrinorelato erotico familiafotos de pollas y chochoshaciendo un trato con mi tia relatos eroticoslesvianas triotrio amigasmi suegro me preño con su vergota y soy nueva relatos sexmadres muy putasrelatos eroticos fetichismomadres follando en la playalesbianas sexo pornoprofesora sin bragasfollando con una feaporno rastastailandia pornporno del fuertegay borrachoscasadas infieles chatporno despedidas de solterosporno americanosvideos etoticos gratisporno safarixxx padre hijarelatos dominacion gayporno maduro gayfollando con vecinorelatoprimitaorgasmos femenino pornoculo en pompa pornomujeres maduras violadastrio madurasRelatos eroticos le cambié el pañal a mi hermanitachochos cachondosfotos trios amateurbakunos ba-kperro lame vaginacortos de lesbianasmi primera vez analrelatos porno casada paraiso del placerrelatos eroticos de zoofiliaporni madurasme gusta follar con mamaancianas calientesrelatos eroticos con la mujer de mi amigovecinas folladorasporno polla enormemaduritas calentitasmamas muy calientestodorelatos madreamiga culonaporno tangasenseñame tus bragasrelatos club liberalporno carnaval brasilnieta follando abuelofollando en el corralmi primera vez con mi vecinorelatos porno monjasfollo a mi mamamaduras orgiami hermana se masturbavecinas ardientesRelatos cachondicimoshermanas pornabuelos pervertidosporno chupadas