webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to this video!


Relato: Vieja puta



Relato: Vieja puta

Mi nombre es Sara, tengo cincuenta y ocho años y quiero relatarles una de mis infidelidades. Hace años, muchos ya que estoy casada, tengo dos hijas y dos nietos, tengo dinero de sobra y vivo en una lujosa mansión, tengo lo que quiero, la moneda no es problema, viajes, joyas, ropa, autos, todo, todo. Y mantengo mi cuerpo en forma, cirugías, gimnasio, personal trainer, que dicho sea de paso también ‘me atiende’, pero ese no es el caso de hoy, así que aparento ser bastante mas joven de lo que soy y aun me veo apetecible para los hombres.

Cual es el problema? que a pesar de tener todo no tengo nada, mi marido es un importante empresario, está metido en la política y el gobierno, y no está nunca en casa, vivo sola en mi castillo, aburrida todo el día, nuestro matrimonio se transformó en un acto de conveniencia mutua, el me necesita para ser su dama de compañía y mostrarnos como la pareja perfecta, la familia tipo a imitar, y yo acceso a cambio de mi bienestar económico, eso es todo, se la pasa mucho tiempo fuera del país y cuando viene prácticamente es como si el siguiera viviendo en su mundo.

De nada valieron los miles de tratamientos de belleza que me hice, ni los lifting, ni siquiera las dos tetas anormales que en un momento me hizo poner, para que gastar en siliconas si luego no las usaría? Nuestra mutua infidelidad era un secreto del cual los dos éramos concientes pero al que ninguno le convenía ponerlo sobre la mesa.

Hecha la introducción de mi situación, ahora si paso al relato.

Ese día de verano me levanté tarde, eran cerca de las once de la mañana, pasé por el baño y fui perezosamente hasta la cocina, me serví un vaso de leche fría, sentí unos ruidos afuera de la casa, recordé que era Lunes, y como todos los Lunes de la empresa de parquizados mandaban a algún muchacho a recortar todo el césped del extenso terreno que rodea la casa, la gente de vigilancia que cuida el predio se encarga de todo. Me acerqué a los amplios ventanales que dan al terreno, yo estaba cómoda con aire acondicionado, pero afuera hacía un calor infernal, y ahí estaba el, yo lo miraba trabajar sin que el notara mi presencia.

Era un jovenzuelo, alto, musculoso, con una remera ceñida al cuerpo que marcaban sus pectorales, sus bíceps eran como galletas, cabello rubio y lacio hasta los hombros, un bombonazo! Ideas pecaminosas pasaron por mi mente al tiempo que terminaba de disfrutar mi lechita fría, y por qué no? no tenía nada mas importante que hacer, así que puse en marcha mi plan. Fui a mi habitación y me desnudé completamente, me puse un pequeño culotte blanco, no tan grande como para pasar desapercibida, no tan pequeño como para verme una vieja ridícula, aclaro algo que no comenté, tengo un culo grandote, gordo y redondete, así que ese culote no tapó mucho que digamos…
Tomé una bata, me cubrí y la anudé adelante, me puse mis chinelas rosas, y me dirigí a dominar la situación, de paso por el baño me acomodé el cabello y tomé mi aceite bronceadora.

El golpe de calor al salir al aire libre fue tremendo, estaba insoportable, con el sol sobre mi cabeza, el se había puesto un sombrero de paja para cubrirse, pasé a su lado y solo dije
- Buen día
- Buen día, señora

Respondió casi sin mirarme, con respeto. Me senté en una gran reposera al borde de la piscina, asegurándome que el pudiera verme, dejé caer la bata, de modo que mis pechos quedaron al descubierto, disimulé como pretendiendo estar sola, pero sabía que el miraba, mis tetas siliconadas son casi tan grandes como mi cabeza, imposible no prestarles atención. Me incorporé y me tiré al agua, fueron solo cinco minutos, el calor no seaguantaba. Salí, la brisa y el agua sobre mi piel provocaron el endurecimiento de mis pezones, el pequeño culote blanco mojado había transparentado lo poco que tenía oculto.

Seguía ignorándolo, pero el ya no hacía nada, estaba parado mirando todo lo que yo hacía, me senté nuevamente y comencé a aplicarme el aceite bronceador, por mis brazos, cara, piernas y abdomen, pero obviamente me centré en mis tetas, desparramaba el aceite por ellos, no me alcanzaban las manos para hacerlo.
Luego me recosté, colita para arriba, ahí lo miré y le dije:

- Joven, podría ayudarme? Podría pasarme aceite en la espalda?

El se acercó decidido y comenzó a frotarme la espalda, lentamente, yo lo observaba mientras lo hacía, era puro músculo, estaba todo transpirado, con olor a hombre, sucio, desprolijo, me excitaba.

- Si no es mucha molestia, podría ponerme en la cola también?

Ese fue el golpe de gracia, llenó de aceite mis glúteos regordetes y los friccionó lentamente, suavemente, disfrutando, con todo el tiempo del mundo, con sus dedos disimuladamente pasaba cerca de mi esfínter y mi vagina, llevando el culotte mas y mas adentro, probando mi reacción, miré su entrepierna, un gran bulto endurecido se dejaba notar, lo agarré decidida, lo apreté por sobre el pantalón

- Cogeme, cogeme ya!

Fue mi exigencia, y mientras yo terminaba de desnudarme el también lo hacía, pasó sus poderosos brazos bajo mis piernas y me levantó al tiempo que las separaba una a cada lado, yo me aferré a su cuello para no caerme y con una precisión de cirujano me fue bajando hasta que la punta de su miembro topó con la entrada de mi caverna, estaba muy excitada, esa bestia podría haber sido mi nieto! Siguió bajando y centímetro a centímetro me fue penetrando hasta que me la comí toda, que delicia! que placer! como deseaba un buen trozo de carne dura que calmara mi instinto animal, lo besé profundamente, mientras el comenzaba a subirme y bajarme una y otra vez, el aceite de mi cuerpo y la transpiración del suyo habían formado un excelente lubricante que separaba nuestra piel, noté como lo excitaban mis globos, los apretaba contras sus músculos, que bestia! Cada tanto me levantaba dejando mis pechos a la altura de su cara y se hundía entre ellos, salvaje!

Al correr de los minutos comenzó a fatigarse, mi peso se hacía excesivo para sus piernas y sus brazos, me bajó pero yo quería más y más, el sol quemaba mi piel, me incliné sobre la hierba, en cuatro patas, levanté bien mi culo regordete y me eché hacia delante
- Dale, cogela a mamita! No te detengas, ó ya te cansaste? – fueron mis palabras, en un instante el se acomodó detrás de mí, sus manos apretaron mi cintura hacia abajo, su verga volvió a penetrarme hasta el fondo, que bien la sentía!, me hacía gemir, me hacía gritar, le pedía que me dijera cosas obscenas, que me pegara, me cogió un rato mas, luego me la sacó pero me siguió sosteniendo con una mano en esa posición, apretándome contra el piso, de repente me dio una fuerte cachetada en la nalga, primero una, otra y otra mas, mas y mas fuerte, al tiempo que me decía:

- Tomá! Tomá! Te gusta vieja puta?

Gustar? Me encantaba!!! pegaba un grito entre chirlo y chirlo y sentí mi concha mojarse mas y mas.
Ahora iba a trabajar un rato yo, así que lo hice acomodar sobre gran reposera y me propuse cabalgarlo, una pierna a cada lado me comí su miembro, todo hasta el fondo y llevé el ritmo que mas me gustaba, me calentaba, como me calentaba!, mi clítoris rozaba en su pubis, su verga me llenaba, me apoyaba en los músculos de su joven pecho, mis tetas se bamboleaban como dos campanas gigantes, el cada tanta me las saboreaba, me mordisqueaba los pezones, me las apretaba todas, yo gemía en cada embate, una y otra vez. El me tomó de las nalgas y le imprimió un ritmo desenfrenado, entrando y saliendo en mi interior a toda velocidad, me quemaba! Llevé una mano a mi clítoris, tenía el orgasmo ahí nomás, y diciéndole – no pares! no pares! Mi vagina explotó en pedazos, me sentía acalorada, hermosa sensación! varias contracciones y desbordaba de placer, me sentía joven nuevamente!

Seguí cabalgando, el me miraba fijamente, con una mano tomé mis tetas y las estiré hasta mi boca, mordiéndome los pezones, al tiempo que con la otra me salivaba el ano, el seguía cogiéndome y yo me dilataba el esfínter, primero un dedito, luego dos, percibí su verga moviéndose en el otro agujero y yo no quería privarme de nada, así que saqué y pija la cambié de agujero, mi culo se la comió toda de un solo golpe, había comido tanta carne en tantos años que entró sin ningún problema.
Seguí moviéndome, en un momento se me ocurrió que me acabara ahí pero de repente tuve una idea genial, me separé de el y lo conduje hasta una columna bajo la sombra que sostiene una galería, le indiqué que me esperara un instante y fui hasta la heladera a buscar un envase de crema chantilly.

Se imaginan, no? me acomodé a sus pies y le llené de crema su verga erecta, de punta a punta y la degusté lentamente, que rico! me encanta la crema y a medida que la consumía iba reponiendo, noté que a el lo excitaba mucho y volvía a decirme – chupa! chupa vieja puta! te gusta vieja puta? vieja puta, vieja puta…. y la verdad que esa ‘vieja puta que llegaba a mis oídos me encantaba, le seguía mamando el tronco, comiéndole la cabeza, hermosa dura como una piedra, se la recorría toda con la lengua, le acariciaba sus testículos.
De repente sus piernas se tensaron, presentí el final, me agarró de los pelos y me metió la verga mas profundo, seguía repitiendo ‘vieja puta, vieja puta’, el sabor dulce de la crema chantilly comenzó a mezclarse con el sabor amargo de su esperma, mmmm! Que delicioso, una nueva mezcla recorría mi boca y yo degustaba ese exquisito sabor, fui tragando todo, sin dejar escapar una gota, todo el néctar de su verga, seguí y seguí, chupando y lamiendo, ya no había mas esperma, ya no había mas crema, su miembro se fue achicando en mi boca y volvió a su estado de flacidez, solo ahí lo largué…

Puf! que calor hacía! busqué el culotte blanco que había quedado tirado por el piso, me lo puse y me zambullí en la pileta a refrescarme, el agua estaba hermosa, mis pechos desnudos flotaban en el líquido, mi boca mantenía el sabor del amor, y el? no se, había mucho trabajo por hace, así que le indiqué que siguiera con lo suyo, su nombre? No se, tampoco me interesaba, esta vieja puta estaba satisfecha…


Contame que te pareció, escribime a [email protected], gracias! ;-)



Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 3
Media de votos: 10.00


Relato: Vieja puta
Leida: 22554veces
Tiempo de lectura: 5minuto/s





Participa en la web








Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados


























Online porn video at mobile phone





Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



de acuerdo con las leyes españolas e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com


Online porn video at mobile phone


señora culonaviciosa del sexotriple penetración analpirno extremogays follando en los vestuariosporno lesvitetas feastia buena pornocampesinas follandorelatos de sexo con la suegramovil relatosbraguitas vibradorasbabosa pornofollando en canariasfollo al fontanerofollando con mamarelatos gays españolesrelatos eroticos taxiporno las babosasreggaeton pornlesvianas enanasporno tetudarelatos gay cruisingrelatos porno mi esposa sobrino meteme la vergarelatos porno mi maestro me sometefollar borrachahermano se folla a su hermanaoorno gayrelatos de humillacionchica virgen pornoviolaciones gayrelatos eroticos, nalguitas al vilofollando con virgenessexo lesbico eroticomi hijo tiene una pija enorme quiero que me ls pomga por el vulo telatostodorelatos xxxmaduro velludopelirroja chupando pollafotos porno de sonicancianas infielesporn caballosexo maduras relatosvota mi chochochocho pollarelatos sexo triosrelatos porno españala chiquilla de la vecindad relato eroticomadura relatosla chiquilla de la vecindad relato eroticosusana griso minifaldatias con las tetas grandespircing vajinalporno gratis suaveanecdotas como me cogio mi tiahermana follando a su hermanobart se folla a margeborracha follada analrelatos porno con viejasRelato como le meti la verga a mi hermana y coge sabrosotia y sobrina xxxrelato erótico los juegos de tía paula 1 masturbacion con amigosviolando a mi tiafolladas despedida de solteralesbianas eroticorelatos sexo familiarsadomaso pornofaldas eroticasfotos madurasxxtriple penetracion gratisrelatos incesto gaymonjas y curas follandoprimitas desvirgada ayer relatosporno con transexualesnovia follada en su despedidamadres con grandes tetasjuegos porno eroticos