webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to this video!


Relato: Mi alumno adolescente me hizo mujer



Relato: Mi alumno adolescente me hizo mujer

Soy maestra en una secundaria particular de Culiacán, en mi grupo hay 20 alumnos, 13 mujeres y 7 hombres, uno de ellos Rodolfo es algo especial y se convirtió en un elemento vital para mi. Rodolfo es un muchachito de 15 años bajito como de 1.60 m muy obeso y muy prieto, razón por la cual es objeto de muchas burlas de sus compañeros (tanto hombres como mujeres) y por lo mismo es muy tímido y retraído. Yo me llamo María Luisa tengo 41 años mido 1.75 m soy esbelta bien formada blanca de ojos cafés y pelo castaño. En esta escuela a los alumnos se les exige el uniforme que es para los hombres pantalón gris, camisa blanca, corbata azul y saco azul con zapatos negros, a las mujeres minifalda tableada gris, blusa blanca con moño azul, saco azul y para primero y segundo año tobilleras blancas y zapatos de piso negros, para las de tercero medias transparentes y zapatos negros de tacón alto de aguja. El personal docente también debe usar el uniforme y la mayoría somos mujeres (8 maestras por 2 maestros). Las maestras debemos usar traje sastre de colores pastel (azul, verde, amarillo, rosa) y rojo, un color por día, con minifalda a medio muslo y saco de manga corta, sandalias de tacón alto de aguja del color del traje y medias transparentes. Bueno explicado todo esto, voy a contarles que en una ocasión, un viernes vi a Rodolfo sentado en su lugar después de que todos sus compañeros se habían ido, estaba abstraído y muy pensativo, me le acerqué y le pregunté que le pasaba y él me dijo que tenía mucho coraje porque una de sus compañeras le había hecho mucha burla cuando al final de la clase todos los alumnos rodearon mi escritorio para entregar sus tareas del día anterior y él aprovechando la bola se había recargado atrás de ella, al principio se dejó e incluso le permitió le acariciara las piernas por debajo de la falda, pero en cuanto se dio cuenta que se trataba de él se apartó y empezó a reirse diciéndole que estaba muy gordo y muy feo y que con ese volumen le sería imposible acomodarse entre las piernas de una mujer pues por más que lo intentara no cabría en medio. Yo lo miré y noté el enorme bulto que se había formado bajo su pantalón, le pedí se tranquilizara y cuando volteó a mirarme puso sus manos en mis piernas y las deslizó por debajo de mi falda acariciando mis muslos. Yo lo dejé pero enseguida lo tomé de las manos y le pedí se pusiera de pie, sin soltarle la mano lo llevé a mi escritorio y le dije que era natural que a su edad se le antojara tanto recargarse atrás de una mujer y acariciarle las piernas y lo que le había dicho su compañera era falso, aún cuando él era muy gordo si podría acomodarse entre las piernas de una mujer. Rodolfo me miró y me recorrió con su mirada de arriba a abajo y clavó sus ojos en mis piernas, me dio la vuelta y se paró atrás de mi recargando su verga entre mis nalgas, sentí como su cosota bien dura se apretaba en mi culo y eso me gustó, sentí también como metía sus manos por debajo de mi falda y acariciaba mis piernas, lo dejé que me gozara un rato y luego le dije que ya era muy tarde y que debíamos irnos, entonces él me pidió que lo llevara a su casa y como Rodolfo vive por el camino a mi casa acepté darle el aventón. Al subir al coche en cuanto me acomodé en el asiento abrí las piernas pues para poder manejar y Rodolfo no tardó ni un instante en poner su mano en mis piernas y la fue deslizando hacia arriba y por dentro de mis muslos, yo no protesté y lo dejé actuar, en realidad me gustaba que aquel muchachito tan feo y tan tímido me estuviera acariciando las piernas con tanto apetito sexual, mientras manejaba veía como mi falda de por si corta, al sentarme se me había subido más y Rodolfo con su mano me la había levantado aún más, así es que se apreciaban perfectamente el refuerzo de mis medias y mis pantaletas rosas contrastando con el azul cielo de la minifalda de mi traje sastre. Observé como mientras Rodolfo acariciaba mis piernas, con su otra mano se bajaba el cierre de su bragueta y se sacaba su verga que ya estaba bien paraba mostrándomela descaradamente. Yo iba a reprenderlo cuando él tomó mi mano derecha y la puso sobre su verga y me pidió se la frotara, yo como si fuera una muchachita adolescente obedecí y le froté su verga una y otra vez mientras sentía como la mano izquierda de Rodolfo acariciaba mis piernas y frotaba fuertemente mi panocha. Al llegar a su casa pensé en despedirlo y ya, pero Rodolfo me pidió lo acompañara un rato pues estaba solo y le daba mucho miedo la soledad. Me enternecí al ver su expresión de temor y saberlo indefenso me hizo reaccionar a su favor, acepté su invitación y entramos a su casa. Como era un departamento en un segundo piso había que subir dos escaleras de una sola rampa, yo subí por delante y noté como Rodolfo se agachaba para mirar por debajo de mi falda, sabía que me estaba mirando las pantaletas, eso me divirtió y me halagó mi vanidad de mujer por lo que lo dejé mirar todo lo que quisiera. Al entrar pude apreciar que el departamento era amplio de dos recámaras, pero muy sucio y muy regado por todos lados, olía muy feo y las cortinas que eran bastante gruesas estaban corridas y no dejaban pasar la luz, todo estaba en penumbra. Rodolfo se apoyó en un mueble y me tomó por atrás me jaló hacia él y me recargó su verga entre mis nalgas mientras sus manos se metían por debajo de mi falda y me acariciaban las piernas, sentía como levantaba mi falda hasta que sus dedos restregaron mi panocha, me dijo que tenía mucho miedo de que yo me burlara de él como lo había hecho su compañera y yo enternecida le dije que no se preocupara, que su compañera era una muchachita idiota y que yo le iba a demostrar que a pesar de lo obeso que estaba se podía acomodar perfectamente bien entre las piernas de una mujer. Rodolfo hizo más intensas sus recargadas de verga en mi culo, sus caricias en mis piernas y sus tallones en mi rajada, me calenté rápidamente y empecé a suspirar de placer, sentí como Rodolfo desabrochaba mi saco y ponía sus manos en mis senos apachurrándolos y apretándolos con fuerza, después se tendió en el piso boca arriba y me pidió le demostrara que si cabía entre las piernas de una mujer, entonces me paré arriba de él con su estómago debajo de mi falda y mis piernas muy abiertas, en verdad tuve que abrirlas mucho pues Rodolfo era demasiado gordo y ancho pero logré tenerlo entre mis piernas, él me tomó de las manos y me hizo avanzar hasta que su cara quedó justo debajo de mi falda y mientras miraba mis pantaletas me acarició una y otra vez las piernas en toda su longitud. Me pidió que me quitara las medias y me pusiera de nuevo las sandalias de tacón alto, lo obedecí y ya sin medias Rodolfo me llevó a una de las recámaras, vi como la cama estaba destendida y muy sucia, las sábanas estaban mojadas de orina y manchadas de semen, la almohada y parte de las sábanas además tenían vómito, en la alfombra había rastros de orina y vómito y manchas de semen, también había en el pie de la cama muchas revistas y películas pornográficas, en las paredes había muchas fotos de mujeres con minifalda. Rodolfo sin dejar de recargarme su verga entre mis nalgas y acariciarme las piernas, me pidió hojeara una de las revistas hasta encontrar una página en particular, me mostró una foto donde se apreciaba como una mujer tenía la verga toda metida en su panocha. Rodolfo me dijo que así es como quería meterme su verga en mi pepa y sin decir más me tendió en la cama, me levantó la falda, me bajó las pantaletas y me abrió las piernas, él se arrancó los pantalones y los calzones dejando su verga de fuera así como su enorme panza, se abalanzó sobre de mi y acomodando su panza para que no le estorbara colocó la cabeza de su verga en la entrada de mi panocha, me pidió que abriera completamente las piernas y yo lo obedecí, me abrí todo lo que el compás de mis piernas me lo permitió y sentí como la verga de Rodolfo intentaba introducirse en mi agujero. También sentía como mis nalgas se habían apoyado sobre la parte de la sábana mojada de orina y mi cabeza se apoyaba sobre la almohada manchada de vómito. Rodolfo empujaba tratando de meterme su verga pero sin conseguirlo, entonces tomé la almohada y la coloqué debajo de mis nalgas para que mi cuerpo se arqueara hacia arriba dejando mi panocha totalmente expuesta, abrí mis piernas todo lo que pude y le dije a Rodolfo que primero se asegurara de meterme la cabeza, una vez dentro ésta lo demás era sencillo, lo ayudé a hacer su panza a un lado y fue entonces cuando sentí como al fin la cabeza de aquella verga se hundía en mi panocha, era muy grande y puntiaguda y en cuanto Rodolfo se aseguró de que me la había enterrado checando con su mano, embistió con fuerza y logró introducirme el tronco en toda su longitud. Finalmente la verga de Rodolfo estaba toda enterita dentro de mi panocha y lo sentía frotándose lentamente pero con mucha fuerza produciéndome muchísimo placer. Rodolfo estaba gozando mucho también pues no paraba de besarme en la boca y en el cuello, sentí como arrancaba mi brasiere y su boca sujetaba mis pezones chupándolos y mordiéndolos con frenesí, con una lujuria enorme, introducía su lengua en mi boca hasta mi garganta y me depositaba en ella sus babas, Rodolfo tenía un pésimo aliento, podría decir que asqueroso, sin embargo, no me daba asco, al contrario me daba mucho placer, además ese muchachito me empezó a decir cada cosa, palabras y frases cada vez más sucias, ofensivas y morbosas, pero en lo absoluto me sentía ofendida o humillada, todo lo contrario me sentía cada vez más caliente y halagada como mujer. Finalmente Rodolfo después de un largo rato de estarse frotando dentro de mi agujero se vino abundantemente arrojando sus chorros de semen viscoso y caliente dentro de mi panocha. Mi concha quedó llena de su semen y mi boca y mi garganta llenas de sus babas que en ningún momento dejó de escupirme en mi lengua. A partir de ese día Rodolfo ya no tiene ese aspecto triste y retraído, ahora se le ve seguro y confiado, claro, sabe que tiene a su maestra de 41 años que lo satisface plenamente y se deja hacer y decir todo lo que el quiera. Rodolfo puede hacerme y decirme todo lo que se le de su regalada gana, que para eso es mi macho y yo soy su hembra, yo le pertenezco totalmente y él es mi dueño absoluto, él es mi amo y yo soy su esclava, no importa que yo tenga 41 años y él sólo 15. La diferencia de edad tan grande es lo que más me excita a mi cuando lo siento obteniendo placer de mi cuerpo y se que a Rodolfo una mujer tantos años mayor que él lo vuelve loco de lujuria. Así es que me siento inmensamente feliz y enamorada de mi alumno adolescente feo, obesísimo, prietísimo, caliente, muy morboso y lépero como él solo.



Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 6
Media de votos: 8.67


Relato: Mi alumno adolescente me hizo mujer
Leida: 22659veces
Tiempo de lectura: 6minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto























Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



vecinita pornoporno de venezuelami hijo quiere follarmerelatos eroticos markezehombre follando vacarelatos geyespiando primarelatos pronosrelatos eroticos mi faldita escolar de primariami marido es cornudotias con el coño peludorelatos pormorelatos de intercambiosguarras relatosmanoseando culosviejos follando con jobencitaschupando penescuarteto de lesbianastias follandchat pornirelatos eroticos macizorrassexo viejas madurasporno transexsualbroma eroticaancianos teniendo sexome follo mi madrechicas follando con papaprivados pornoporno salvajemi vecina esta calienterelatos de manoseossex relatosorgias de familiasmadura infielporno lqsafollar debajo del aguainceto pornocomeme el chochoporno rubias con negrosenfermeras pornome follo a mi hermanapezones pornrelatos porno inciestoporno gratis fontanerofollo a mi hijoporno guarohistorias porno gaysrelatos eroticos chantajescogida dormidaporno gay cachasmamas caxondasfolladas a dormidasabuela ninfomanarelatos eroticos usando micro tanga y vestido en la casa del cuñadovenezuela pornporno incestos gratisfollada en discotecarelato mamadaporno de viejas guarrastias con minifaldarelatos eróticos con mi esposa haciendo un teibolvieja putasrelato erotico madremi mama follandopenes y coñosporno gay famosoviejo follafotos porno tiasgays follando en los vestuariosmadres borrachas follandotias jodiendofollando a profesorasenfermeras maduras follandosexo lesbico sadoviendo follarchat porno lesbianasrelatos de me hice pisporno gay familiarrelatos eroticos femeninoslesbianas relatosmadre e hija pornmi primera vez con mi vecinopreñadas pornofollando relatoporno gratis hoyporno venezolanonegros follando con negrasme folle a mi nietarelatos de gayspormo madurasporno de puritanastrios con travestiporno masturbaciones femeninastrío con mi esposa