webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"
Click to this video!


Relato: Visita a la playa nudista (I)



Relato: Visita a la playa nudista (I)

Soy una chica bastante normalita, casada
sin hijos, 27 años, con un cuerpo
bastante normalito, y delgada. Nunca me había atrevido antes a ir a una
playa
nudista, quizás por vergüenza, por que me viese alguien conocido
o quizás
solo por prejuicios. Esta vez me decidí a ir a una. Mi marido no me
acompañó, ya que trabajaba, así que decidí ir sola.
Al ser una época de poco
turismo, al llegar la encontré bastante vacía. Una pareja a lo
lejos y poco
más. La playa era preciosa. Unas calas inmensas, cristalinas, la arena
limpia y blanca. Detrás de mí, unos montículos de arena,
a modo de
protección. Así me sentiré algo más segura. Nada
más llegar, tiendo mi
toalla, dejo mi bolsa y comienzo a quitarme las zapatillas y pantalones que
me visten. Me suelto el pelo, dejando mi media melena morena suelta. Llevo
una camisa bastante ancha, remangada hasta los codos, que me desabrocho,
quitándome la parte de arriba del bikini y la de abajo, sin quitarme
la
camisa. Me siento en la toalla.


Ahí estaba yo, en medio de una playa nudista semidesierta, con una camisa,
sin atreverme todavía a desnudarme por completo. Si no me atrevo ahora
que
no hay nadie no me atreveré nunca, me digo a mi misma, así que
me quito la
camisa, quedándome desnuda por completo, solo con unas gafas de sol puestas.


En mi cuerpo se reflejan las marcas del bikini que, hasta el día de hoy,
he
llevado siempre en la playa, dejando patente la blanquedad de esas partes,
en contraste con el medio moreno del resto. Para la ocasión, me había
afeitado por completo el pubis, dejando mi rajita sin el más mínimo
pelito.


También tenía derecho a broncearse. Ya, un poco más tranquila,
decido
tumbarme boca arriba para tomar el sol y broncear esas partes a las que
nunca llego el sol ni el aire libre. Cierro los ojos y dejo que la brisa que
corría, recorra todo mi cuerpo, entre mis muslos, erizando mis pezones,
y
poniéndolos durísimos. A los 5 minutos, decido darme la vuelta,
como siempre
y broncearme un poco por la espalda, la otra cara de la tostada que se
conoce, así que me doy la vuelta y me coloco boca abajo, con las piernas
ligeramente separadas. La playa seguía desierta, o eso creía yo....


Al cabo de un ratito, me quema la espalda, así que decido coger el frasco
de
aceite y untarme por el cuerpo. En la postura que estaba, boca abajo, me
reincorporo un poco echándome hacia atrás, poniéndome a
cuatro patas, y
busco el aceite. Lo encuentro y comienzo a echarme por la espalda con
dificultad.


Entonces escucho una voz masculina y cercana que dice.. ¿te ayudo?. La
voz
me sobresalta, creía estar sola. Miro hacia un lado y apareciendo de
la nada
y sin hacer ruido, tengo a un hombre de unos cuarenta años, un poco fondón
y
con barriga cervecera y poco pelo sentado en su toalla a unos pocos metros,
desnudo, mirando mi cuerpo en esta posición de perrito. Toda la playa
desierta y se sienta a mi lado. No me ve los ojos por las gafas de sol, pero
veo que me recorre con los suyos insistentemente. Intento parecer natural, y
sin variar de postura le digo, claro!, ofreciéndole el bote de aceite.
Se
levanta con rapidez y agarra el bote con una mano, sin dejar de mirar mis
piernas. Me doy cuenta de la postura, así que me vuelvo a tumbar boca
abajo,
con las manos bajo la barbilla, y cerrando con disimulo las piernas todo lo
posible, aunque las dejo un poquito abiertas.


Espero que se arrodille a mi lado para ponerme aceite, pero escucho su voz
detrás de mí.


- "¿Es la primera vez que vienes?", me pregunta desde atrás.


-"Si, ¿se me nota?", le respondo, mientras siento como se arrodilla
en mi
toalla a mis pies..


-"Bueno, lo supongo por las marcas blancas del bikini en tu piel",
me
contesta. No tiene ningún reparo en decirme que ha estado mirando mi
cuerpo,
aunque suponía que para él era algo normal y ya estaría
acostumbrado. Siento
como con sus rodillas, comienza a gatear, abriéndome las piernas un poco,
hasta llegar a la altura de las mías, en contacto con las suyas. Aprieto
un
poco las piernas con disimulo para que no me las siga abriendo..


-Aquí, bien cerquita para llegar a todas partes mejor" me dice.
Aquí estoy
yo, desnuda en una playa nudista, boca abajo, con un hombre desnudo que no
conozco entre mis piernas, que podría ser mi padre. La situación
parece
haber cambiado un poco. En la posición en la que está no consigo
ver nada de
él. A los pocos segundos, escucho el sonido del bote de aceite apretándose,
y siento como sus manos se posan en la parte baja de la espalda, con
suavidad, comenzando a hacer movimientos circulares a modo de masaje,
rozando mis nalgas en cada movimiento. Es muy placentera la sensación,
y sus
manos son expertas, así que pongo mi cara contra la palma de mi mano
y
cierro los ojos. Sigue moviendo sus manos, subiendo despacio por mi espalda.


-"¿Cómo es que te has decidido a venir?" me pregunta.


-"Pues tenía ganas de probar y por eso me he decidido hoy, y trabajo
me ha
costado." le respondo sin darle mucha importancia. Sus manos se separan
y
vuelvo a escuchar el sonido del bote de aceite...


-"Es cierto. La primera vez cuesta mucho trabajo...", me contesta.
Noto
como, con una mano se apoya en la toalla, a la altura de hombros y con la
otra en mi espalda, comienza a dar amplios giros en la parte alta. Por la
postura y el movimiento supongo que se ha recostado un poco encima de mi
para llegar mejor a mi espalda....Siento que algo me roza levemente entre
las nalgas de vez en cuando, pero no le doy importancia. Será su pierna
al
moverse, pienso.


-"¿Te gusta así?", me pregunta.. Comienzo a sonreír
levemente y sin abrir
los labios le contesto con un pequeño ronroneo de garganta, afirmando
con la
cabeza.


-"Yo también es la primera vez que vengo a una playa nudista, y
me encuentro
con una chica tan preciosa como tú, y con este cuerpo....", dice
casi
exclamando. Su mano llega hasta mi cuello, a parta el pelo y comienza a
masajearlo. En esta postura, está algo mas recostado sobre mi, y noto
que lo
que me golpeaba entre mis nalgas, ahora está inmóvil entre ellas,
presionando levemente y separándolas. Estoy disfrutando tanto del masaje,
que no me he dado cuenta de lo que me ha dicho. Suelta la mano de apoyo y
la pone en mi hombro izquierdo, y la otra en el derecho, y comienza a
moverse como amasando pan de adelante hacia atrás, acariciándome
con la yema
de los dedos. Cada vez que mueve su cuerpo hacia delante, me toca con algo
entre los glúteos, lo roza y lo aparta. Mi cadera se contonea levemente
al
compás de sus movimientos. Me pongo a pensar en la frase que ha dicho
y la
analizo. Es la primera vez también que viene a una playa nudista. Eso
quiere
decir que, quizás, no esté acostumbrado a ver mujeres desnudas.
Me percato
del movimiento que está haciendo y de lo que me golpea entre los glúteos
y
me doy cuenta de que es la polla lo que me roza!!.. Salgo del estupor,
dándome cuenta que en los movimientos ha llegado hasta los glúteos,
y en
cada movimiento los acaricia y me los sube, mostrándole mi rajita afeitada
y
húmeda por el placer del masaje.


Me giro bruscamente, colocándome boca arriba, él sigue entre mis
piernas.


Yo, con las piernas abiertas, apoyada en los codos, mirándole la enorme
erección que tiene apuntando hacia mí, brillante, por el aceite
y por sus
propios fluidos. En esta postura, casi parece que me estoy exhibiendo. Él
me
mira con los ojos fuera de sí.


-"Menudo bombón de nena tengo delante", me dice sonriendo mirándome
con
descaro las tetas. "Vaya, lo estas pasando muy bien por lo que puedo ver",
me dice mirando mis pezones duros.


-"Será mejor que deje el aceite, ya puedo yo sola echarme por delante.",
le
digo, alargando mi mano en busca del frasco. Sin embargo, veo como vuelca el
frasco en su mano y comienza a echarse aceite de nuevo.


-"No me iras a decir que tengo que dejarte la mejor parte...", me
dice,
alargando sus manos y colocándola en mis hombros, apretándolos
hacia abajo,
obligándome a tumbarme de nuevo boca arriba. Comienza su masaje por los
hombros y sigue bajando hasta llegar a mis pechos. Los agarra, los magrea,
pellizcando mis pezones como si siempre hubiesen sido suyos. Un escalofrío
recorre mi cuerpo cuando lo hace. No sé que me pasa, pero estoy bajo
su
hechizo. Será mejor que le pare cuanto antes, antes de que sea demasiado
tarde, tanto para él, como para mí......


Continuará....


POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 11
Media de votos: 8.27


Relato: Visita a la playa nudista (I)
Leida: 25345veces
Tiempo de lectura: 6minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



telatos porno incesto

























Webcams Chicas de meha-sandal.ru
Todo sobre acuarios
Si te gustan los acuarios, suscribete a neustro canal de youtube !!!
Pulsa aqui abajo .



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



eroticos en mallorcacachonda perdidayoutube relatos eroticosporno padre viola a su hijavideos porno supositoriosporno fetichemaduras lesbicoporno con hermanasbart se folla a su madretus relatos calientessexo viejos jovenesabuelas ardientesporno primera vez analvideos de zoofia gratispadre y hija pornofollando aladepilacion de coñosfotografia artistica eroticamasturbación femenina xxxcasada follando con jovenpor favor follate a mi mujerinsesto gratisfolladas de viejostrios con madurosrelatos masturbacion femeninaporno gratis despedidaporno negro con rubiarelato erotafric pornodespedida de solteras xxxrelato erotico de mujeres infieles follando con el albañil sin salir de su casanenas chupandosexo pareja maduraporno bisexuales gratisporno pollas descomunaleschiquilla no conocia la verga pornchicas chupandose el coñojoven follando abuelaporno gratis de enanaserotico pornorelatos tetasorgias playasrelatos gay sadoporno follando en el campofollada camposexo sado extremosirvienta mira mi enorme pene relatosfollar con madrescomo chupar tu propio penevideos porno madres viciosasfuerte pornofollando con el fontanerosexo con enanosporno electricistarelatos porno vacacionesvideos pornos gratis babosarelato sexo duroporno con anlmalesme coji a mi tiarelatos sexualeamadre peludaabuelas haciendo pajasmujeres casadas con ganas de follardesvirgaciones brutalesnegra follando en la callegays maduros pornomadura viudaporno orgiasporno tavestisabuelas desnudas follandosexo co madurasrelato de infidelidadconvenci a mi esposa para que saliera de minifaldapornos calientesabuelos pillados follandorelatos pornos de mujeres cojidas por el chocho hasta. quedar inchadoporni gay gratistrio bisexualesninas desvirgadasxporno maduras