relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Deseos Olvidados





Relato: Deseos Olvidados

El tren comenzó a reducir la velocidad. Esteba ya entrando en
la estación de Atocha con la puntualidad que le caracterizaba.


Desde la ventanilla Lisette podía ver como el sol estaba ya
en el ocaso del día, dando sus últimos rayos de luz a la ciudad. El viaje había
sido Bastante aburrido desde Toulouse, ya que su amiga Justin había sufrido un
esguince dos días antes. Tenían ya el viaje de fin de carrera pensado y
reservado desde hacia dos meses, y pidió a Lisette, que aunque sola, disfrutara
de sus 3 días en Madrid por las dos.


El tren por fin se detuvo y abrió sus puertas, Los viajeros
pasaban con rapidez por su lado. Decidió permanecer sentada hasta que el vagón
se despejara un poco. Cogió su pequeña bolsa de viaje y su bolso del
compartimento situado encima de su asiento.


Llevaba una camiseta de tirantes rosa y unos pantalones
vaqueros corto. Sus pies estaban calzados con unas zapatillas de deporte. Eran
ya las 9 de la noche así que decidió ir directa al hotel para darse una ducha y
tomar un bocado antes de sumergirse en la noche madrileña.


Mientras consultaba un pequeño plano de Madrid, sintió un
fuerte tirón en el bolso. Intento cogerlo pero ya era tarde. El individuo que la
había dado el tirón, ya estaba corriendo.


-Socorro, me han robado el bolso, por favor deténganlo.- Las
personas de su alrededor contemplaban la escena como si de una película se
tratase, pero ninguno intento detenerle.


-Maldita sea. –Bramó.


Se inclino para coger su bolsa de viaje e intentar encontrar
algún policía, para denunciar el robo.


-Que mala suerte tengo. Por que todo me pasa a mí.


-Disculpe señorita.-Lisette se volvió para mirar a la persona
que se dirigía a ella. Sus ojos vieron que se trataba de un chico.


Sus ojos se posaron en el. Era alto, su ajustada camiseta
marcaba un cuerpo bien trabajado en el gimnasio, de cabello oscuro y mirada
profunda. Tenía una sonrisa en su bello rostro, moreno por el sol.


-Esto es suyo.- En sus manos tenia su bolso.


-Oh, mi bolso, muchísimas gracias.


_No hay de que. Siempre pasa lo mismo. Las estaciones se
llenan de carteristas y timadores, y las victimas propicias son los turistas.
Por eso tenemos tan mala fama.


-Es verdad. En la agencia de viajes, cuando mi amiga y yo
reservamos el viaje, nos advirtieron de estas cosas. Pero yo me he descuidado un
momento y me ha tocado a mí. Menos mal que usted ha podido recuperarlo, Ya lo
daba por perdido.


-Oí sus gritos pidiendo ayuda y salí corriendo detrás de él.
Cuando vio que le estaba persiguiendo, arroyo su bolso a una papelera. No pude
alcanzarlo, pero si recupere su bolso. Por cierto, mi nombre es Carlos.


-Yo me llamo Lisette, encantada.-Y extendió su mano para
estrechar la de él.


-Me gustaría, poder ser tu guía y así intentar que olvidadas
el mal recibimiento con el que te has encontrado.


Lisette sonrió. Ya que venia sola, pensó que no seria mala
idea.


-De acuerdo.- Respondió


Carlos cogio su bolsa de mano y la acompaño hasta el hotel.


-¿Has cenado ya?- Preguntó.


-No. Pensaba darme una ducha y tomar algo después.


-Estupendo, conozco un pequeño restaurante cerca de aquí.
Mientras té duchas tomare algo en el bar del hotel.


-Bajare enseguida. Y salió corriendo hacia el ascensor.



-Ya estoy lista para ir a cenar.-Dijo Lisette al llevar a su
lado.


Carlos la miro. Se había cambiado de ropa. Ahora llevaba un
vestido blanco, de tela fina. Era un poco ceñido, por lo que las formas de su
cuerpo quedaban marcadas.


-Estas preciosa con ese vestido.


-Muchas gracias.- Respondió Lisette con una sonrisa picara.


Pasearon tranquilamente por la calle, charlando amenamente, y
conociéndose un poco mejor. Después de la cena, a base de raciones y picoteos,
decidieron irse a bailar. Carlos sé conocía muchos sitios donde pasarlo bien. La
discoteca tenía mucho ambiente, y Lisette se marcho a la pista de baile. Después
de 1 año sin apenas salir de fiesta los fines de semana para sacar la carrera de
Física y Química, estaba dispuesta a despenolarse ese fin de semana.


Carlos bailaba a su lado y muy bien por cierto. La música era
muy marchosa, y es ritmo se metía en el cuerpo. Sus cuerpos se rozaban porque la
pista estaba llena. La música cambio de pronto y una lenta melodía comenzó a
sonar en l discoteca. Carlos tomo a Lisette por la cintura y ella le rodeo el
cuello con sus brazos. Sus cuerpos se pegaron, y comenzaron a moverse al ritmo
de la música. Sus miradas se encontraron y no hizo falta ninguna palabra para
saber lo que decían sus ojos. Lentamente, sus bocas se acercaron hasta que sus
labios se juntaron, en un beso, dulce primero y después lleno de deseo.


Las manos de Carlos subieron por su espalda, despertando una
pasión casi olvidada por los estudios en Lisette. Su cuerpo comenzó a excitarse
con las manos y besos de Carlos. Notó como sus pezones se ponían duros, prestos
para ser acariciados.


-Vayamos al hotel.-Sugirió con un susurro Lisette. Carlos
asintió con la cabeza.


En el camino al hotel, no dejaron de besarse y abrazarse.


Lisette introdujo la llave en la cerradura y los dos pasaron
a la habitación. Carlos a abrazo por detrás y comenzó a besar su blanco cuello,
Lisette inclino hacia el otro lado la cabeza para dejar mas libre este, mientras
suspiraba a cada beso. Las manos acariciaban sus pechos y entre sus dedos atrapó
sus pezones encima de la ropa. Carlos notaba como se ponían más duros entre sus
dedos.


-Me estas volviendo loca, cariño.-Susurraba con voz
entrecortada Lisette. Su cuerpo comenzó a excitarse más, cuando sintió la boca
de Carlos recorriendo su espalda, según iba quedando al descubierto, porque
estaba bajando la cremallera del vestido. Este cayo al suelo dejando a Lisette
solo con un pequeño tanga blanco de encaje.


-Tienes una piel muy suave y sensible.-decía Carlos sin dejar
de acariciar sus pechos y besar su espalda. Lisette notaba como su "conejito",
como ella lo llamaba, se humedecía cada vez mas. Sintió de pronto los dientes
dando mordisquitos en sus nalgas y sus manos ya en su "conejito".


Carlos se puso de pie frente a ella. Sus labios se volvieron
a encontrar, Sus lenguas luchaban, como si de un duelo delirante de espadas se
tratara.


Lisette tiro de la camiseta de él hacia arriba, dejando su
bello torso al alcance de sus manos. Acaricio su pecho y su boca fue bajando
despacito, de su boca, hacia su cuello, para continuar por su pecho, hasta
llegar a sus pezoncitos, a os que beso y mordisqueo.


Siguió bajando por su estomago, mientras sus manos
desabrochaban sus pantalones. Lisette, notaba la excitación de Carlos por el
busto que tenia ya en la entrepierna. Los pantalones se deslizaron despacito al
suelo, dejándole solo con unos bóxer blancos que parecían ya incapaces de
retener más a su prisionero. Lisette lo libero.


-¡Has visto que contenta se a puesto de verte! Exclamó con
una sonrisa.


-Ya lo veo.-Sonrió a su vez Lisette.- Muy contenta por lo que
puedo observar. Mientras decía estas palabras, sus manos rodearon su miembro y
comenzaron un suave movimiento, mientras se lo introducía poco a poco dentro de
su boca.


Carlos suspiraba y gemía con los movimientos de Lisette en su
miembro. Aumentaba a veces y lo ralentizaba después, para aumentar más, si cabe
el deseo de Carlos.


-Me vas a matar de placer, mi bella Lisette.-Decía Carlos,
con sus manos en la cabeza de ella.-Para por favor, si sigues así no voy a poder
aguantar demasiado. Tu boca es un volcán de placeres.


La tomó entre sus brazos y la tumbó en la cama boca arriba.


Sus labios comenzaron a recorrer de nuevo sus pechos. Tomo
sus excitados pezones entre los dedos y mientras los estiraba un poco, pasó su
lengua por ellos, primero uno y después otro.


_Ohhhhh, como te deseo Carlos, sigue chapándomelos. Tu
lengua….sabe…..como dar placer.


-Si tesoro, esta noche quiero hacerte disfrutar, como nunca.
Quiero excitarte con cada beso, con cada caricia.


Su cabeza bajo por su estomago, besando su ombligo. Sus manos
bajaron el tanga negro para dejar al alcance de su lengua y sus dedos, el
"conejito" de Lisette.


Introdujo dos dedos dentro, mientras su lengua jugueteaba con
su clítoris. Lisette sentía ya recorrer por su cuerpo pequeñas descargas
eléctricas, que la hacían estremecerse de placer. Su "conejito" cada vez estaba
mas húmedo. Los dedos de Carlos aumentaron la velocidad, mientras Léesete, no
paraba de gemir.


-No pares, para, no pares, ahhhhhh, estoy a punto. Quiero
tenerte dentro, Fundir nuestros cuerpos en uno solo.-Consiguió articular Lisette
entre gemido y gemido.- Túmbate.


Carlos obedeció al instante. Vio como su miembro desaparecía
poco a poco en el húmedo "conejito" de Lisette. Sus cuerpos comenzaron un ritmo
pausado.


-Acaricia mis pechos. Me encanta sentir tus manos en ellos.
Hazme lo de la lengua otra vez.


Carlos apretó esta vez más. Los retorció despacito, sintiendo
como Lisette disfrutaba y se excitaba con sus caricias.


-Apriétalos más, así. …ohhhhh. .Gemía mientras sus cuerpos se
perlaban de sudor y aumentaban el ritmo.


-Así Lisette, no pares amor mío, …….ohhhhh. Me hacer tocar el
cielo.- Susurraba, mientras su lengua castigaba sus pezones.


El ritmo aumento mucho más. Oleadas de placer recorrían el
cuerpo de Lisette, hacia un punto concreto. Su cuerpo se estremeció al notar
como el orgasmo era ya inevitable.


-Ahhhhhh. No puedo mas.- Chillo, mientras su cuerpo era
sacudido por un largo y placentero orgasmo. Sintió como Carlos la llenaba entre
gemidos y palabras de amor.


Lisette temblaba todavía al dejarse caer entre los brazos de
el.


Va a ser un fin de semana inolvidable.-Pensó Lisette.




FIN


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 1
Media de votos: 9.00


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: Deseos Olvidados
Leida: 318veces
Tiempo de lectura: 6minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados












relatos eroticos












Webcams Porno Exclusivas


Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com


despedida de solteras pornosporno maduras jovenrelatos de lavativasvideos porno muy morbososreggaetonera relatospornoporno despedidas solterassexo con monjasincesto primosporno comer coñosmi abuela se masturbarelatos morborelatos club swingerel reyanoporno gay transexualporno primera vezculonas en licralos mejores orgasmos pornorelatos erotico incestoporno eroticossexo oral relatosdespedidas porno gratisfollando madre amigovideos eroticos de madres e hijosperversion pornorelatos gay familiaparejas bisexrelatos porno de nena pague chupandoselafollando con la mujer de mi vecinocarolina travestirelatos de icestotu porno españolrelatos porno ilustradosfollando con la primarelatos porno con mi hijarelato porno las nalgotas de mi recatada noviafollando a la madre de un amigoel mejor porno gay gratisporno chochotias con consoladoresfotos porno nudistasvideos zoofikiarelatos lesbicos mama me amaporno incesto familiar gratisrelatos porno arrimon de verga a un viejo bussespiando a vecinastrios bixesualesporno africanovideos pornos gratis babosaporno en republica dominicanacoño chorreandotodorelatos eróticosse folla al electricistapuritanas.com gratissexogratis babosassalvajes xxxrelatos gay realesPorno relato haciendo el 69 con mi mama obesavieja putasporno de casadasporno anal con viejasrelatos lesbicos primera vezrelatoviolada.bagabundos.comchat placer ocultorelatos cornudos sumisosfollando con sirvientatias masturbandocuras y monjas pornomadura y joven pornofaldas cortas pornoporno masturvacionlo hice con mi madrerelatos xxx en españolrelatos de forzadasorgia romanaporno de trioscorto gay pornoporno esposas infielesmaduras y fontanerosporno fontaneroorgia maduraejecutivos cachondosme follo a mi prima tetonacomo me follo a mi madrecaperucita roja pornocolegialas culonaspadres e hijas xxxmasturbo a mi perrofollando a las vecinasjuego de la oca eroticorelatos muy pornosfollando a transexualamas de casa y el fontanerorelato gayfollar eroticomuy maduras xxancianos cachondos