relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Mi Primera vez con mi vecina







Relato: Mi Primera vez con mi vecina

Dedicado a Enfebrecida, por su gran calidad
narrativa.



Soy un joven de 20 años, de Perú, antes de empezar la
historia me gustaría recalcar que todas las que voy a relatar son 100% reales,
todas los actos sucedidos y nombres usados son ciertos, y espero que guste.


Empezaré diciendo que mi vida sexual se inició a los 13 años,
en ese entonces cursaba el segundo año de secundaria. Vivía con mi madre y mi
padrastro; nos estábamos mudando por ese entonces, y cuando llegué a mi nuevo
barrio pues no hice amigos rápidamente, sólo salía a jugar con mis amigos de la
escuela; desde los 11 años practico básquet y natación por lo que mi físico es
hasta ahora aceptable y agradable, al menos eso siempre me dicen mis tías y mis
primas. Una tarde en la que me disponía ir a jugar básquet con mis amigos, al
salir escuché una discusión entre un hombre y una mujer, alcancé a escuchar por
voz de ella: "déjame Alfredo, ya no voy a seguir contigo". Se trataba de mi
vecina, tenía 15 años y pues estaba en toda su hermosura y digo sin exagerar que
tenía una carita de ángel, sus senos no eran muy grandes, pero tenía unas
piernas gruesas, duras y muy bonitas, y por supuesto un culo redondito y parado,
y me parecía lógico, pues cuando escuché a su mamá hablando con la mía en una
ocasión, la madre dijo que su nena estudiaba danza moderna. Bueno volviendo al
tema, el chico la tenía sujeta del brazo, y ella quería soltarse, escuché que él
le decía: "perdóname Luci, pero ella se me regaló, y pues yo soy hombre, tú
entiendes", era lógico suponer que él le había puesto los cuernos, fue entonces
cuando ella amenazó con gritar si no la soltaba, él insistió y no sé cómo pero
de mi boca salió lo siguiente: "déjala cobarde" ambos me miraron, yo me asusté,
pues él era mayor que yo evidentemente, unos 17 años mas o menos.


-Métete en tus asuntos, mocoso, dijo él.


-Pues no es manera de tratar a una dama, te ha dicho que la
dejes (dije yo, pero temblando)


En ese momento el se acercó a mí con intenciones de
golpearme, y ella le dijo: "si lo tocas llamo a mi hermano" Él se detuvo y dijo
: "esta bien, cálmate, no involucremos a otros, hablamos después cuando te
calmes", y se fue. Ella se acercó yo estaba petrificado.


-¿Cómo te llamas?, preguntó ella.


-Marlon…


-Gracias, fuiste valiente.


-De nada, aunque casi me gano una pelea.


-¿Quieres venir a mi casa un ratito?


-¿Ah?...bueno, claro.


En realidad no tenía por qué negarme, cuando ella tocó su
puerta salió un jóven de unos 22 años, bastante alto y corpulento, y entendí por
qué el tal Alfredo se puso frío cuando ella le dijo que avisaría a su hermano si
me hacía algo, entramos a su sala, el hermano subió al segundo piso, ella me
trajo una gaseosa, y nos sentamos a conversar.


-¿Cuántos años tienes ah?


-…13.


-Vaya, yo tengo 15, los cumplí hace 2 meses.


-Antes de que yo llegara a este barrio. Ese chico ¿es tu
novio?


-Lo era, descubrí que me engañó con una amiga mía, y pues lo
acabo de dejar.


-Pero parece que no quiere que lo dejes…


-Es un tonto, pero me duele mucho, porque él y yo lo hicimos,
fue el primero...


Luego de esa declaración obviamente me sonrojé, y ella lo
notó, y me dijo con una sonrisa pícara:


-¿Qué no lo has hecho todavía?


-La verdad no…(estaba completamente ruborizado)


-Pues estás guapo, ya llegará la chica adecuada.


-Bueno me tengo que ir, mis amigos me deben estar esperando,
dije yo algo nervioso. Salí de allí y mientras pasaban los días Lucía y yo nos
hacíamos muy amigos, incluso provocando celos de los demás chicos del barrio.
Ocurrió que una noche se fue la luz, yo estaba solo en mi casa, pues mi madre
trabajaba en una tienda y mi padrastro trabaja en otra provincia y llega
quincenalmente. El apagón fue para toda la cuadra, asi que busqué unas velas,
cuando las encendí escuché ruidos por el techo, me asusté pensando que eran
ladrones y grite "¡quién está allí!" y escuché la voz de Lucía diciendo en voz
baja: "shhh, no grites tontito, soy yo". Su casa era un piso más alto que el mío
pero había una especie de ventana en su casa que le permitían llegar a mi techo
con facilidad, ella bajó por el patio con la ayuda de una escalera que le
alcancé.


-¿Por qué no entras por mi puerta?, dije yo.


-Je, je, es que es más emocionante.


-Estás loca…jaja.


-Si, lo sé.


-¿Qué pasa te ha dado miedo el apagón?


-Estoy sola en mi casa y me aburrí, y peor con el apagón, sin
tele ni radio, y como sé que siempre estás solo a esta hora pues te vine a
visitar.


-Ah, bueno…


-Ven vamos a la sala.


Estaba totalmente oscuro, tuvimos que ir tocando las paredes
para llegar a la sala, pero primero había que pasar por mi cuarto, ahí había una
vela sobre una mesita, fue entonces cuando escucho que Lucía so topa con la mesa
y la vela se cae y se apaga, yo voltié instintivamente y sólo traté de cogerla
de la mano por miedo a que se queme, pero en vez de cogerle la mano, le cogí
algo más blando, se trataba de su seno izquierdo; no lo hice a propósito, fue
sin querer, reaccioné inmediatamente y le pedí disculpas, ella sólo se empezó a
reir en tono burlón y yo sólo me sonroje. De nuevo todo se quedó a oscuras, asi
que sólo quedaba la sala como el sitio más iluminado por la poca luz que entraba
por la ventana. Llegamos, nos sentamos en el mueble y hablamos normalmente por
una media hora, se hizo de noche y para suerte nuestra salió la Luna y daba su
luz directamente a mi casa e iluminaba parte de la sala. Fue entonces que con
esa poca luz pude ver bien la belleza que estaba conmigo en ese momento, ella
tenía el pelo semi ondulado castaño, estaba con una blusa, y como siempre con
una falda sobre la rodilla, en realidad siempre andaba asi, es su gusto. Yo la
quedé mirando y ella notó como lo hacía, es algo que las mujeres notan, entonces
ella me preguntó:


-¿Te gustó lo que tocaste?...


-…¿Q-Qué?


-Anda, responde, no te asustes, jaja.


-Pues…sólo es un seno, ¿no?


-Claro. ¿Quieres tocar de nuevo?


-¿Qué?


En ese momento ella se acercó a mí y me dio un beso; yo no
podía reaccionar bien pues era algo inesperado, pero le correspondí, sus labios
eran suaves; yo no sabía cómo debía besarla, asi que ella me enseñó todo pero
sin hablar, pues no dejaba de besarme, ella abrió su boca y sentí su lengua,
jugueteaba con la mía y con mis encías, sentí que metía sus manos debajo de mi
polo y me acarició el pecho, me empujó e hizo q me eche y luego se echó en mi
encima, yo me atreví a tocar si espalda por encima de su blusa, bajé mis manos
por su columna, hasta que llegué a tocar parte de sus hermosa nalgas, pero me
detuve, ella dejando de besarme me dijo: "sigue, si quieres tocar hazlo,
tontito" Hice lo que me dijo y agarré su culo con fuerza, subí la falda y le
acaricié ese hermoso culo que tenia, y lo tenía tal como me lo había imaginado,
paradito y firme, mi excitación se aceleró, mi verga se paró y se puso dura y
ella lo sintió en su estómago, pues se levantó un poco y metió su mano derecha
en mi short, y me lo cogió, era la primera vez que una mujer me tocaba, pues ni
mi madre lo hacía, ya que yo me bañaba y me vestía solo desde muy pequeño porque
ella me enseñó a hacerlo. Al sentir su mano no puede evitar arrojar un poco de
líquido preseminal, entonces ella me quitó el short y los calzoncillos, cogió de
nuevo mi pene y empezó a masturbarme, yo jadeaba y gemía.


-¿Quieres que pare? Me dijo ella.


-No, es tan rico, sigue por favor.


Ella lo apretaba y lo agitaba de arriba hacia abajo, con
suavidad, yo sentía que mi pene iba a estallar, entonces dejó de pajearme, se
desabotonó la blusa, se bajó el calzón y se quitó la falda, y me dijo:


-Voy a ser la primera, te va a gustar, y en serio te lo
mereces. Y haré mi esfuerzo por hacerlo bien, pues sólo lo he hecho 2 veces con
Alfredo y no soy una experta.


Yo no sabía qué hacer, había visto muchas películas porno y
sabía que puedes hacer llegar a varios orgasmos a una mujer con sólo hacerle un
buen sexo oral, pero yo tenía miedo, el típico miedo de la primera vez, de
principiante, asi que sólo dejé hacer todo a ella. Ella empezó a tocarse su
concha, y me hizo tocarla, a través del tacto puede sentir sus labios mayores
hinchados, sus pelitos que eran pocos, me hizo tocar su clítoris y su cuerpo se
arqueó y se estremecía, gimiendo, sólo susurraba: "si, asi, lo haces bien, ah"
sentía cómo se mojaba y cuando ya estuvo bastante húmeda sacó mi mano de su
chuchita, cogió mi verga y se sentó en mi pene suavemente, escuché un pequeño
gemido de dolor cuando entró el glande, pero su humedad facilitó la penetración
y entró hasta la mitad, yo, por supuesto, estaba en el paraíso, sentir por
primera vez el contacto de una vagina con mi pene era glorioso, y lo que más
aumentaba mi excitación era que estaba tirando con mi vecina, 2 años mayor que
yo, pero sobretodo muy hermosa.


Mi pene en ese entonces mediría unos 12 cm mas o menos, pero
lo que no tenía de grande lo tenía de grueso, actualmente mi pene mide 19 cm
pero es grueso y jamás he dejado decepcionada a todas las mujeres que lo han
hecho conmigo. Bueno, ella bajó un poco más y logró entrar todo mi pene,
entonces ella empezó a moverse de arriba hacia abajo, era exquisito, ella misma
cogió mis 2 manos y las puso en sus nalgas, las empecé a acariciar y me sobre
exité al sentir sus nalgas chocando con mis piernas, de más está decir que el
culo es la parte que más me excita de una mujer, ella no dejaba de moverse y
tenía los ojos cerrados, yo estaba feliz siendo cabalgado por esa belleza y
aferrado a sus nalgas, era mi primera vez y estaba en la gloria.


Después de unos 13 ó 15 minutos ella se levantó, hizo que me
pare, ella se arrodilló sobre el mueble mostrándome su hermoso culo en toda su
extensión, yo entendí lo que tenía que hacer, la pose del perrito, que a pesar
de ser muy común es, a mi parecer, una de las posiciones más sensuales y sexis,
bueno al menos los que les guste coger a una mujer agarrándose de sus nalgas
compartirán mi idea, y claro a partir de ese momento con Luci esa pose se hizo
mi favorita. Bueno, acaricié sus nalgas, toqué su conchita que estaba bastante
húmeda y coloqué mi pene en la entrada de sus encantos y la penetré con fuerza,
ella gimió, pero de placer, lo mojada que estaba su abertura facilitó que mi
compañero entre a su mundo de placer, empecé a moverme de atrás hacia delante,
al ritmo que ella me pedía, primero me decía, mas rápido y por momentos me pedía
que lo haga más lento, asi estuvimos por el espacio de casi una hora, no sé
exactamente cuántos orgasmos tuvo ella, pero llegó a un punto en que no decía
nada y sólo puso su cabeza sobre el espaldar del mueble y cerró los ojos, y yo
empecé a sentir que se me venía la leche, mis piernas estaban empapadas por sus
jugos, entonces sentí que ya se me venía, en ese momento llega la luz, pero no
le dimos importancia, y pude ver claramente todo, mis manos cogidas de sus
lindas nalgas, mi pene entrar y salir de su conchita que estaba roja en ese
momento y vi todo mojado, mi pene, su concha, nuestras piernas, hasta el mueble,
pero no importaba, yo ya estaba por correrme, di 2 estocadas más, saco mi pene y
derramo todo sobre su espalda, blusa y sobre sus nalgas, derramé bastante leche,
por cada chorro, era un grito de satisfacción mío, hasta que derramé todo y me
caí sentado sobre el muble que estaba al frente, todo sudado y agitado, y viendo
cómo se paraba mi compañera aunque algo temblorosa, derramando gotas de semen,
que yo había arrojado en sus nalgas, al suelo. Ella se quedó parada viéndome y
sonriendo con una cara de cansancio:


-Haz durado bastante…


-Me lo dices para sentirme bien


-En serio, Alfredo no duraba lo mismo que tú, creo que porque
es muy impaciente. ¿Te gustó tu primera vez?


-Me encantó, y más con una belleza como tú. Pero ahora
tenemos que limpiarnos.


Le alcancé papel para que se limpie mis rastros de semen,
luego se fue a su casa dándome un beso antes de irse. Luego me bañé y limpié
todo lo que me pudiera delatar, antes de que llegue mi mamá, pero estaba felíz,
perdí mi virginidad a los 13 años con una mujer 2 años mayor que yo y muy linda.
Los días pasaron, Lucía me trataba igual ante los demás, durante medio año fue
mi pareja sexual, incluso tuvo otra pareja, pero aún asi lo seguimos haciendo y
con ella aprendí muchas cosas que me servirían para toda mi vida sexual, pero
lamentablemente tuvimos que mudarnos nuevamente y fue lejos por lo que no volví
a ver a Lucía, pero sólo fue el comienzo de muchas más aventuras que contaré
poco a poco, espero que esta primera entrega les haya gustado y disculpen lo
larga que es, pero entiendan que es la primera vez de uno, si desean darme algún
comentario o crítica las aceptaré todas., mi correo es:
POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 9
Media de votos: 10.00





Relato: Mi Primera vez con mi vecina
Leida: 5547veces
Tiempo de lectura: 8minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



abuelos follando a su nietarelatos erpticosvideos porno gratis viejos verdesrelato gaysme gusta que mi yerno me vea desnuda relatobraguitas vibradorascuernos consentidosporno gratis mvlchica pide penetrarla relatodesconocidos follandorelatos adultos cortosprimer anal de mi noviarelatos gay dame tu leche papaporn cornudomi mujer se prostituyesuegras infielesporno biolacionMi hermanastro mi putito culitorelatos eróticos lesbianasabuelos pajerosrelatos gay habladoslos gemidos mi mami relatovecinitas pornorelatos eroticos mi cuñada con un minivestido de licra y zapatillasdesvirgacion analmasajes orientales pornorelatos porno sadopajas con madurasabuelo follando abuelaporno maridos cornudoscasadas con ganascoño de viejarelato vi a mi papa follando ala abuelaADABEL, PASION Y SEXO hercules pornorelato xxporno madre y hijorelatos eroticos en el cochemadura lesbianasrelatos eroticos de cornudos consentidosculos virgenestravesti camp nouanales dolorososmujeres desesperadas pornoesclavo gaysobrinos y tias follandouniversitarias cachondas follandobuen pornoporno incesto relatosmujer madura pornorelatos eróticos dominaciónchupando conchaporno con animalrscompartiendo a mi mujersuegra relatotrio familiar pornorelatos eroticos de la infanciaconfidensias sexuales era enorme oorno.comporno de cornudorelatos porno arrimon de verga a un viejo bussmadre zorravegeta gaymadres lesbianas pornoFEMINIZADO-POR-MI-NOVIAmaduras casadas españolasrelatos eróticos habladosorgia swingersrelatos sexo familiarblanca nieves pornoestoy muy cachonda