relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: La mejor nochevieja de mi vida





Relato: La mejor nochevieja de mi vida


LA MEJOR NOCHEVIEJA DE MI VIDA



Este año mis padres y unos amigos se han ido a pasar la
nochevieja a una casa rural de esas, y eso ha sido una bendición, como se verà.
Respecto a mí, (25 años, 1’73 m. de altura, moreno, de momento en el paro y sin
casa propia) me he quedado en el pueblo. Una nochevieja más, con mis amigos, con
mi novia, con uvas, con alcohol, con matasuegras, con música, un polvete con mi
novia y a dormir, hasta que fuera la hora de ver (relativamente) el concierto de
Viena y los saltos de trampolín. Hace tres años que hago lo mismo y no me quejo.


La única diferencia es que, como ese año mi casa estaría
vacía, cuando llegara el momento llevaría a mi novia (23 años, metro
seseintaicinco, morena, pelo liso... a mi me parece que está muy buena, pero
claro, que voy a pensar yo...) a mi casa, en vez de tener que improvisar un
lugar para tan tradicional ajuntamiento carnal.


Así que, cuando llegó el momento, abandonados a los amigos
borrachos, a los borrachos desconocidos y a los borrachos a secas, y enfilamos
para casa. Entramos, Rocio y yo, relativamente sobrios y dispuestos a celebrar
convenientemente el año nuevo...hasta que nos dimos cuenta de que la casa no
estaba tan vacía como habíamos previsto. Imposible ignorarlo. Los gemidos
llegaban a cualquier lado de la casa. Evidentemente mi hermano había tenido la
misma idea que yo, y cuando llegamos Rocio y yo por toda la casa se oían los
gritos y gemidos de su novia. No debían de estar jugando al parchís,
seguramente.


De todas maneras, no pude resistirme a ir a comprobarlo, así
que casi sin pensarlo avancé por el pasillo hasta llegar a su habitación.
Entreabrí la puerta y miré. Allí, en la cama de mi hermano, debajo del poster de
Michael Jordan que le regalé una vez, estaba su nueva novia, a cuatro patas
sobre la cama y con mi hermano (22 años, tres menos que yo) desnudo y
bombeándola desde atrás. Pero lo que me sorprendió es que no se la estaba
follando, estrictamente. La estaba enculando.


Un poquito de historia: el 24 de diciembre apareció por casa
mi hermano con su novia. Él está estudiando fuera, y ya nos había avisado que
tenía novia nueva, pero era la primera vez que la veíamos: Sandra, 20 años, ojos
marrones, dientes blanquísimos...y negra.... Eso no nos lo había dicho, así que
nos quedamos un poco parados, pero bueno. Lo importante és que era la novia de
mi hermano, por tanto miembro de la familia...y que estaba buenísima. Llevaba el
pelo con esas trencitas que cada vez que las veo no puedo dejar de pensar en la
faena que deben de costar de hacer, pero que le quedaban muy bien, y aunque
llevaba un colorista suéter de lana, se veía que tenía una buena delantera, con
los pechos abultando ostentoreamente (que diría Jesús Gil) debajo de la lana.
Simpática, además, como demostró durante la cena familiar de nochebuena....Y
dispuesta a dejarse a encular, como demostró pasada la nochevieja. Un encanto,
vamos.


Nos habíamos quedado en el momento en que yo me quedaba de
piedra a la puerta de la habitación de mi hermano, mientras él (bueno, su polla)
entraba y salía repetidamente del trasero de Sandra, que no paraba de gemir. Mi
novia, que se había quedado detrás de mi, no pudo dejar de notar la erección que
aquello me estaba produciendo, sobretodo porque pronto pasó su mano sobre ella,
y así, con esas confianzas, es imposible no notar estas cosas. La manita que me
echó mi novia no ayudó precisamente a reducir la erección, más aún cuando sacó
mi polla del pantalón y empezó a meneármela mientras yo no dejaba de mirar como
mi hermano practicaba el nefando pecado de la sodomía con su novia.


-Vamos al salón-me dijo Rocio al oido- que si te quedas te
vas a correr aquí mismo y me voy a quedar a dos velas.


Tuvo que tirar de mi, cogiendome de la mano, hasta el salón,
mientras a mi espalda continuaba oyendo gemir a Sandra. Una vez allí, mi novia
reclamó mi atención lo mejor que supo. Yo me había quedado plantado en medio del
salón, así que Rocio, sin oposición, me bajó los pantalones, se arrodilló y se
metió mi tranca, que había salido disparada como movida por un resorte al quedar
liberada, en su boca. Y no me quedó más remedio que volver al redil y volver a
pensar en mi legítima pareja, que al fin y al cabo era quien estaba haciendo
algo por mi, más aun cuando era evidente que Rocio se estaba esforzando
especialmente para que me olvidara de mi hermano y su novia y le prestara la
debida atención. No és que normalmente no lo haga bien (Rocio la chupa de puta
madre...con perdón), pero se puede decir que ese día estuvo sublime, sin duda
picada por el desafío de distraer mi atención de la sesión de sexo anal que mi
hermano estaba teniendo con Sandra unos metros más allá.


Sobretodo recuerdo de aquel momentode la noche como se la
metía hasta el fondo y podía sentir mi verga metida en su garganta, mientras le
pasaba la mano suavemente por el pelo mientras delante de mi estaba el retrato
de mi primera comunión...inolvidables recuerdos.


Eso sí, Rocio no me dejaba que me corriese. Cuando estaba a
punto de hacerlo, frenaba, me pajeaba ligeramente con la mano (lo que
aprovechaba para alzar la vista, mirarme a los ojos con esa carita que tiene y
sonreírme), y luego volvía a empezar,engulléndola de nuevo. Estuvimos un rato
así, de manera que casi me había olvidado de la existencia de Sandra y de mi
hermano. Volví a acordarme de ellos cuando Rocio se cansó de chupármela, se
separó de mi y empezó a desnudarse. En ese momento volví a ser consciente de las
cosas y me quedé un poco alelado, escuchando de nuevo lo que la mamada de mi
novia no me había dejado oir, o al menos fijarme, es decir, los gemidos de
Sandra, que continuaban.


-Que, ¿Te quitas la ropa o me hago un dedo yo solita?-me sacó
de mi embobamiento mi novia.


La respuesta era evidente, aunque sólo fuera por educación,
así que me desnudé rápidamente. Una vez libre de toda ropa, me fui al sofá, me
senté con la verga toda tiesa mirando hacia el techo y mi novia se montó sobre
mi empaló sobre mi polla, empezando a cabalgarme, mientras yo me cogía a su culo
(que es lo mejor que tiene...aparte de su inteligencia, claro). Pronto empezó a
coger un buen ritmo, con mi polla bien lubricada por su saliva y por sus jugos
entrando y saliendo de su coño mientras subia arriba y abajo, arriba y abajo,
arriba y abajo.... Me encanta ver como cabalga Rocio, pone una cara indefinible
pero preciosa.


Con todo esto, se me olvidó otra vez que mi hermano y su
novia seguían en casa. Me volví a acordar cuando aparecieron por la puerta, y al
vernos follando a mi novia y a mi en el sofá donde mi padre y mi madre veían la
tele, el muy gracioso dijo:


-Vaya, parece que aquí también hay quien ha empezado bien el
año!


Ni me reí, porque es difícil controlar los músculos faciales
mietntras alguien te folla como lo estaba haciendo Rocio, pero lo que sí hice
fue coger a Rocio por el culo y apretarla hacia mi hasta metérsela todo lo honda
que pude, dejándola un momento allí dentro, lo que hizo que Rocio soltara un
AAAAAAHHHHHH!!! ahogado, antes de reemprendrer el folleteo con la energía que le
era habitual.


Mientras Rocio hacía esto, miré hacia donde estaba mi hermano
y vi como por a su lado estaba Sandra, que se había puesto un albornoz de mi
hermano y miraba también lo que hacíamos. Manuel, que así se llama mi hermano,
la tenía agarrada por la cintura, y se ve que aún le quedaban ganas, porque dijo


-¿Os importa si Sandra y yo seguimos aquí?


Evidentemente, era una pregunta retórica, que no esperaba
para nada mi contestación, así que sin esperar a nada, Manuel se sentó en el
sillón de una plaza que tenemos en el salón y Sandra se arrodilló delante de él
muy lentamente a chupársela. Se la metió en la boca muy poco a poco y poco a
poco fue empezando, moviendo la cabeza lentamente arriba y abajo.


Todo esto lo podía ver por encima del hombro de mi novia, que
seguía cabalgándome, aunque ahora ya no en vertical como antes, sino haciendo
eso que tanto me gusta de mover las caderas con un movimiento rotatorio sobre mi
polla mientras está encima de mi. Rocio se sabe un montón de trucos de esos, y
yo encantado de que practique conmigo. Es la ventaja de una relación estable,
que te permite profundizar en temas como estos.


Sandra mientras tanto se la había chupado a mi hermano el
tiempo estrictamente necesario para ponérsela dura. Apenas un par de minutos
después y conseguido este objetivo, se puso encima de él (no sin antes quitarse
el albornoz y quedarse totalmente desnuda, que ya tenía yo ganas), se metió la
polla en el coño y empezó a cabalgar de la misma manera que lo hacía mi novia
conmigo, con su culo apuntando hacia donde estábamos nosotros, de manera que
tenía una preciosa panorámica de su parte trasera.


Sandra le había puesto las tetas casi en la cara a mi
hermano, así que Manuel se fue directamente a chuparle sus morenas tetas,
enterrando su cara entre ellas. Y Sandra, una vez bien posicionada y con la
polla bien metida, empezó a mover su impresionante y moreno trasero arriba y
abajo, primero lentamente y luego ya más rápido, de manera que al cabo de medio
minuto o así y como Rocio ta,mpoco cesaba en lo suyo, estábamos las dos parejas
follando al unísono, como si estuviéramos sincronizadas (lo que, dicho sea de
paso, haría un buen deporte olímpico, Si hay natación sincronizada, también
puede haber sexo sincronizado. Pero no creo que el Comité Olimpico Internacional
lo acepte. Quizás para Madrid 2012).


Pero por ahora, en la salita de mi casa lo único que se oía
era el gemir de nuestras novias respectivas, adecuadamente folladas, pienso yo,
y el chip-chap del chocar de las carnes.


Yo, por encima del hombro de mi novia, y a pesar de lo mucho
que me gustaba como hacía lo que hacía Rocio, seguía con la perspectiva del culo
de Sandra moviéndose arriba y abajo mientras se follaba a mi hermano, y eso me
tenía fascinado. Rocio se dio cuenta, porque bajó la intensidad de la cabalgada
y volvió la cabeza para mirar lo que yo estaba mirando. Luego se quitó de encima
de mi y, como leyéndome el pensamiento, me dijo:


-Anda, ve p’allí, que lo estás deseando.


Supongo que ahora comprenderéis porque quiero tanto a mi
novia: és un sol. Me levanté con mi polla toda tiesa y me quedé un momento
viendo oscilar arriba y abajo el trasero de la negrita que mi hermano se había
agenciado como novia, hasta que me decidí. Sin decir nada, me acerqué por detrás
y se la inqué directamente por el culo a Sandra.


Luego pensé en lo que había hecho, porque uno no encula a la
novia de su hermano así como así, y menos en su presencia y sin su permiso, pero
en aquel momento sólo pensaba en metérsela bien hasta el fondo a la simpática de
Sandra. Ella no opuso ninguna resistencia, solo pareció sorprendida por la
intromisión (nunca mejor dicho), pero pronto se acostumbró a tener dos pollas
metidas dentro, más aun cuando Manuel y yo empezamos a coordinarnos mejor (al
fin y al cabo, somos hermanos) a la hora de penetrar a Sandra por sus dos
agujeros.


Se notaba que mi hermano mantenía aquel agujero en buen uso,
porque mi polla entraba con una facilidad sorprendente en el trasero de su
novia, por lo que aproveché para, pasados unos minutos de acomodamiento, coger
el ritmo más rápido que pude pistoneando su puerta trasera, así que
prácticamente empotré a mi hermano, que estaba debajo, contra el sillón,
empujando a su novia con mi verga por su culo. Y así estuve el rato que pude,
enculando rudamente a la novia de mi hermano hasta que ya no pude más, y acabé
por correrme abundantemente, al cabo de unos de los mejores minutos de mi vida,
dentro de aquel hermoso trasero africano.


La licencia que me tomé esa noche con el culo de Sandra no me
salió del todo gratis, porque después no pude negarme a que Manuel se follara a
mi novia, lo que no me hizo mucha gracia, no os creais. Pero bueno, quedó más
que compensado por las atenciones sexuales que me dedicó Sandra el resto de la
noche, que no fueron pocas. Al fin y al cabo, estas ocasiones hay que cogerlas
al vuelo, y si yo disfrutaba con la morena novia de mi hermano, tampoco iba a
impedir que Rocio lo pasara lo mejor que pudiera.


No diré que estuvimos follando toda la noche. Hicimos lo que
pudimos. Cambiamos de pareja varias veces más, aunque básicamente nos dedicamos
a las novedades, o sea, a follar con la novia del prójimo. Sandra era un
encanto, y una folladora fenomenal. No sé que hace con el capullo de mi hermano.
Aunque a lo mejor es porque él tiene la polla aun más grande que yo, como pudo
comprobar Rocio adecuadamente esa noche (y se encargó de recordarme entre
sonrisas después). Nunca se sabe.


El caso es que después de tanto fornicar con propias (poco) y
extrañas (mucho), nos quedamos dormidos, habiendo pasado la mejor nochevieja de
mi vida. Al despertarme (tarde), me fui a lavarme los dientes. Sandra y mi
hermano se estaban duchando. Bueno, para ser exactos estaban en la ducha, pero
no duchándose, porque a través del cristal se intuía que Sandra se la estaba
mamando otra vez. Según parece, aquellos dos no paraban nunca.


* * *


Recuerdos inolvidables de estas navidades (hasta que
volvieron mis padres):


-Yo y mi hermano, sentados en el sofá, viendo los cuatro
trampolines, mientras nuestras novias (tanto monta, monta tanto, porque se
cambiaron un varias veces) nos hacían una mamada.


-Yo y mi hermano, posteriormente, practicando una mezcla del
salto del tigre y el salto de esquí encima de ellas. Afortunadamente, fueron lo
bastante listas para apartarse justo a tiempo.


-En la ducha, Sandra con las manos apoyadas en la pared
mientras yo le daba por detrás y mi hermano dormía la siesta (día 2 de enero)


-Salir de la ducha y ver que mi hermano no estaba haciendo la
siesta, sinó follándose a mi novia (menos mal que yo me acababa de follar a la
suya, si no me hubiera sentado muy mal)


-El día que mi hermano tuvo que resolver unos asuntos y me
quedé solo en casa con Rocio y Sandra, todas para mi... (4 de enero)


-Mi madre, al volver, preguntándonos si nos habíamos aburrido
mucho (5 de enero)


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 0
Media de votos: 0


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: La mejor nochevieja de mi vida
Leida: 749veces
Tiempo de lectura: 9minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados












relatos eroticos












Webcams Porno Exclusivas


Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com


la zorra de mi madresexo en la calle xxxporon sexoporno erotico clasicorelatos eroticos seduccionrelato sexo realpollas de rumanosrelatos eroticos de me beso hasta las tetasrelatos muy pornosfollandose al electricistaeroticos en mallorcarelatos verdesporno familiar gratiseroticos huelvaabuelas muy viejas follandotodorelatos.com categoriassin bragas en el supermercadorelato gay filialrelatos eroticos menormasturvacion femenina pornoabuelos con nietasrelatos club liberalpeliculas pornos de zoofiliamujeres folladas brutalmenterelatos eroticos madurofollando a mis vecinasrelatos audio pornofutbolistas gays follandorelatos eroticos el amigo de mi hijorelatos dominacion gaydesvirgacion anal gayme acoste con el jefe de mi papá relatosporno mi hermanaancianas muy peludasrelato porno triocortos eroticos gratisyonkis pornoquiero follarme a mi hermanafollando a la suegrahistorias de madurasporno gsy gratisle quedo doliendo la conchapor la pijarelatos eroticos amigosporno gay francesrelatos swingerfotos porno exnoviasrelatos vacacionesdi arrimon a una chibolita relatosrelatos eroticos con famosasdepilando coñovecinas amateurrelatos eroticos de parejascomo hacer consoladores caserosrelato sexo realrelatos mi primera vez tenia 9 añitosme follo a mi hijitaporno anal durorelatoe eroticosbixesuales pornorelatos lesbicos cortosporno mujer madurafollo a mi hermanafollar trendos hombres follando a una mujerhistorias sexo gayeyaculación femenina xxxviejos follando en la playaincesto gratis en españolfelaciones pornorelatos porno incestosrelato lesbicosreventando chochosrelatos porno narradosrelatos infidelidadesmi esposa se masturbaporno kesbicouniversitarias españolas cachondassexo boyeurmadres cachondas follandorelato porno incestoporno piratasfotos etoticasdesvirgaciones anales