relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Juegos Olímpicos Pasados por Azotes





Relato: Juegos Olímpicos Pasados por Azotes

La historia transcurre efectivamente durante la celebración
de dicho evento y concretamente, durante la prueba de triple salto, donde la
campeona de la antigua Alemania Democrática, se jugaba el oro, ante las
representantes como contrincantes de varios países de la orbita capitalista,
como la RFA o los EEUU.


Tras una mala jornada de saltos y ya en la final, la campeona
Catherina Kholer, de 22 años, está pendiente de su último salto. Después de los
anteriores, está cuarta y por tanto sin medalla para su país. La tensión se
marcaba en el ambiente y su respiración se entrecortaba a medida que la llegaba
su turno para iniciar su último salto.


Si fracasa, todo su nación se sentirá decepcionada y más si
cabe, teme las repercusiones que en su propia persona puedan ocurrirla ante la
reacción de las autoridades comunistas de su país. Aún así, tenía en mente la
bella saltadora alemana el pedir asilo político en una embajada occidental si se
veía en apuros.


Como era lógico, su mente estaba más puesta en las
repercusiones de su posible fracaso que en el salto en sí y como era de esperar,
la espigada rubia saltadora inició la carrera sin muchas convicciones de éxito y
a la hora llegar a la tabla antes del salto realizó un nulo, que para la postre
era el último salto y se quedaba sin medalla. El mundo se le vino a bajo y no
pudo contener las lagrimas.


Una compañera de equipo, así como la integrante del equipo
sueco la fue a consolar. De reojo y entre lágrimas, miró hacia su entrenadora en
busca de consuelo. Esta la devolvió una mirada airada, pues no solo Chaterina se
la jugaba, sino también ella como entrenadora. Cogió la bolsa de deporte, metió
su chandal en él y cabizbaja se dirigió hacia el vestuario, seguida de su
compañera y de la entrenadora.


Al atravesar la puerta del vestuario y ante la mirada atónita
de otras atletas de diferentes países, su entrenadora, la arisca freulen Smich,
la propinó una sonora bofetada que la hizo volver la cara del impacto. La atleta
comenzó a sangrar del labio. Smich la empezó a reprochar su ineptitud ante la
hora de batir la tabla y sin mediar palabra comenzó a insultarla y humillarla de
palabra, echándola la culpa de lo que a ella pudiera pasarla con los dirigentes
de la federación alemana oriental de atletismo.


Catherina se intento disculpar entre hipos, pero no
articulaba palabra, aunque poco importaba.


Freulen Smich, una morenaza de metro ochenta y de tez no muy
agraciada, la dijo que iba a sentir lo que había hecho y ni corta ni perezosa,
la asió por el brazo, la llevo hasta uno de los bancos de madera del gimnasio,
donde se sentó y coloco de un tirón a la atleta fracasada tumbada sobre sus
rodillas.


Catherina ya se imaginaba lo que iba a suceder, pues ya había
probado la misma medicina en otras ocasiones, pero cuando era niña. La
entrenadora la bajo los pequeños shorts de color blanco y sudados, dejándola ver
una bragas del mismo color aun más sudadas. Se remango la camiseta y con todo el
alma le descargo el primer azote.


La gente miraba incrédula, pero no se atrevían a decirla
nada. La atleta emito un apagado gritito, el cual se fue convirtiendo en unos
chillidos más penetrantes a medida que la azotaina subía en intensidad. Aun
protegida por sus braguitas, la azotaina resulta terrible, pues su entrenadora
se ensañaba con ella con toda su alma. A medida que caía cada azote, esta la
insultaba con mucha rabia. Catherina rompió a llorar ya sin desconsuelo,
mientras que una y otra vez la mano de Freulen Smich caía sobre sus nalgas. Unas
nalgas bien firmes y redondeadas gracias al entrenamiento de varios años.


La mano no dejaba de caer sobre el pobre culo alemán de la
bella saltadora y esta lloraba con más ganas. La parte del trasero que se dejaba
ver al tener la ropa interior aun puesta, se percibía de un color rojo
brillante, gracias a la acción en toda regla de la contrariada y enfadada
entrenadora.


La azotaina se prolongo durante un buen rato. Una y otra vez
el trasero de Catherina se sobresalta ante cada impacto de la mano de la
freulen. Sin descanso y sobre cada nalga, una y otra vez.


Cuando acabo la misma, no fue por ganas de freulen de parar,
sino por que ya la dolía la mano. Las lagrimas bajaban a raudales por la nariz
de la atleta, formando un pequeño charco justo debajo de ella.


Pero no acabo todo allí. Freulen Smich pidió a la otra atleta
alemana que mojara una toalla con el agua de la ducha y que se la trajera
rapidito. A su vez, levanto en volandas a su victima y de un tirón la bajo las
bragas hasta los tobillos y en esa posición incomoda para andar la obligo a
dirigiese hacia la ducha y poner las manos contra la pared, como un caco
sorprendido por la policía robando, para cachearle.


A medida que se dirigía al lugar del futuro castigo, lloró
con más fuerza y la suplicó que lo dejará por hoy, a lo cual está la contesto en
un perfecto taco alemán y la advirtió que como volviera a hablar la quitará la
camisa de deporte y la desnudaría en publico.


Dicho esto, Catherina calló y se preparo para recibir el
castigo. La también avergonzada atleta y compañera de Catherina la dio la toalla
mojada a su entrenadora. Esta la cogió por un extremo y comenzó a sacudirla unos
buenos trallazos sobre su culo indefenso, que ya de por si estaba
suficientemente castigado.


El trasero de Catherina saltaba a medida que la toalla mojada
la hería. En su culo saltaron a flor de piel las primeras marcas rojas.
Catherina esta vez si que grito de verdad. Las lagrimas caían a raudales y se
confundan con el agua estancada de la ducha.


Ante el cariz que tomaban los acontecimientos, Freulen Smich
opto por parar el castigo, ya que el vestuario se estaba llenando de gente y no
deseaba que ningún miembro del comité organizador de los juegos presenciara lo
que allí ocurría.


Así pues la ordeno que se desnudara del todo y se pegara una
buena ducha y la recomendó que se frotará bien el trasero, a lo cual esta
obedeció de inmediato, entre lagrimas.


Lo cierto es que Freulen hubiera preferido infringir el
castigo en otra parte y no ante tanto curioso, pero su indignación fue superior
al sentido común.


Sabía que el castigo había sido duro, pero pensar que esa
misma noche tendría que rendir cuentas ante la jefa de la delegación de su país,
la ponía aun más furiosa, pero esa historia será narrada en un próximo capitulo.


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 0
Media de votos: 0


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: Juegos Olímpicos Pasados por Azotes
Leida: 408veces
Tiempo de lectura: 4minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados












relatos eroticos












Webcams Porno Exclusivas


Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com


relatos mi tiamaduras viudasdeje que mi papa me cogiera relatos xxxhistorias pornosesclavo gaymi hija en mi cumpleaños relatos eroticosrelatos eroticos bragasmaduras follando en el cineporno babosadasrelato erotico transexualrelatos cortos sexualesrelatos mi suegro es mi amanterelatos heroticos de madurasrelatos consentidoporno maduras de 50 añostiad desnudascamara oculta a mi tiasumiso feminizadorelatos eroticos agarrandole las piernas a mi suegra en bus d nochegay camionerosmadres nudistasabuelas follan con nietosgladiadores gaysmadre culonarelatos porno contadospilladas infraganterelatos masturbacion femeninapono grtisjuegos eroticos virtualesleche 69 triosrelato xxx papi nos vende para que nos cojanmadres fotos pornoporno madredmujer folla fontanerofolladas navideñasabuelos follando con abuelosdesvirgaciones brutalesrelatos porno pdfrelatos maduras calientesvideos gratis zoolofiliarelatos eroticos romanticoslinea caliente pornotravesti pollonasexo babosa gratisporno gay musulmanrelatos chaperostravesti calientesrelatos eroticos swingersabuelas con coños peludosrelatos intercambio de parejaspillado follando en la playame follo a mi madrinarelatos de sexo en el cinemis tetas enchastradas relatos de sexome follo a mi hijajuegos pornoçincestos madurasteleveo peliculas gratisdespedida de soltera madurasporno transxesualesxxx viejos verdesvoyager pornoporno nazisrelato erotico ginecologoporno maduras cincuentonastravestis guarrosporno gratis en la oficinaabuelo follando con abuelarelatos gay cortosbicicleta con dildorelatos eroticos con abueloshermano folla a hermanaporno en despedidas de solteraabuelos follando nietoscorridas eroticaschupando polla enormesexo anal relatoscuentos gaystrio relatosrelato xxx papi nos vende para que nos cojanjuegos sexuales gayrelato gay gratispprno geyporno gordostodo relatos gayporno del fuertepapa hija xxxporno de madres solterasmaduras infielesnegritas viciosasrelatos xxx vivo en mi casa solo y doy clase a dolecenteabuelas guarras gratisvania travestiporno criollasprima borrachahermanos follandose